Responsive image

Terapia Visual

«La visión es un fenómeno complejo que va más allá de nuestros ojos»
 

¿Qué es?
La terapia visual es un recurso que contribuye a optimizar el rendimiento y funcionamiento del sistema visual y de todas las capacidades relacionadas con la visión. Ayuda a mejorar el desarrollo de la lectura, escritura, memoria, motilidad ocular, atención…entre otras habilidades imprescindibles para un correcto aprendizaje. Es una opción adecuada para el tratamiento de anomalías como la ambliopía (ojo vago) y ciertas formas de estrabismo que, de no ser tratadas a tiempo, limitarán de manera irreversible la visión en la edad adulta.
¿Cómo se realiza?
Los programas de terapia visual son diseñados e implantados de forma individual. Las sesiones se desarrollan en períodos de 30-40 minutos en un espacio habilitado con material específico. Los ejercicios son adaptados a la edad y capacidades del paciente, y son supervisados por un optometrista en todo momento. En ciertos casos se recomienda, como complemento, algún tipo de tarea sencilla para realizar desde casa.
¿Quién puede hacer terapia visual?
La mayoría de candidatos suelen ser niños y adultos jóvenes. Es una opción asequible a partir los 5-6 años de edad, dependiendo del grado de madurez. No existe una edad máxima que impida participar en un programa de terapia. En la lista que se muestra a continuación podrá encontrar ciertas conductas y quejas asociadas a disfunciones tratables mediante terapia visual.
Ambiopía (Ojo vago)
Estrabismo
Visión doble
Mareos / Dolores de cabeza
Fatiga visual
Posiciones anómalas de cabeza y cuello
Tendencia a guiñar o cubrir un ojo
Fracaso escolar
Retraso en la lectoescritura
Rechazo a la lectura
Confusión de letras
Omisión de líneas en la lectura
Problemas de concentración