Diferencias entre Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo 

Muchas veces nos encontramos en la óptica, que el paciente tiende a no tener claro cuál es el problema visual que padece y mucho menos cuál es su diferencia respecto a  cualquier otro.  Nosotros siempre recomendamos revisar la vista una vez al año mínimo y es por ello que queremos explicar de forma fácil y sencilla que es la miopía, hipermetropía y astigmatismo y en que se diferencian.

Empezamos con el más común en nuestro país, afectando a 1 de cada 4 españoles: MIOPIA.

La Miopía es la dificultad de ver de lejos con nitidez. La imagen se forma delante de la retina ya que el ojo es más grande de lo que debería. Por el contrario, tienen una gran calidad visual en visión cercana, haciendo así que suelan retrasar el uso de gafa de cerca.

Sus síntomas pueden ser:

  • Dificultad en visión lejana.
  • Entrecerrar los párpados para ver con claridad.
  • Dolores de cabeza.
  • Molestias al conducir, sobretodo de noche.

HIPERMETROPIA

La Hipermetropía es la dificultad de ver de cerca, llegando a no poder enfocar y ver distorsionado. Si la graduación es alta es posible llegar a no enfocar de lejos. La imagen, en este caso, se forma detrás de la retina ya que el ojo es más pequeño. Al poner una lente correctiva, suele verse el ojo del paciente más grande, dependiendo siempre de la graduación que se tenga, la cual se expresará con un símbolo positivo.

Todos nacemos con hipermetropía y a medida que vamos creciendo, el ojo crece y ésta desaparece. Cuando ese desarrollo no sucede, el ojo queda hipermétrope para siempre.

Los síntomas pueden ser:

  • Dolor o cansancio ocular.
  • Dolor de cabeza sobre todo al fijar la vista de cerca.
  • Estrabismo (En algunos casos)
  • Enrojecimiento o picor de ojos.

ASTIGMATISMO

Es un defecto que afecta entre el 20%-40% de la población, y suele ser hereditario, aunque también puede deberse a un golpe o tras una cirugía.

El Astigmatismo es una deformación de la córnea (en este caso el ojo tendría la forma de medio balón de rugby, cuando un ojo sin astigmatismo es más como uno de futbol) Causando así, una visión poco definida, borrosa o distorsionada, según la graduación, a todas las distancias.

El único síntoma que tiene es la dificultad de ver detalles ya sea de lejos o de cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.