Responsive image

Descubre si tus gafas están mal graduadas

Te compraste esas gafas que tanto te gustan,estás feliz con ellas, pero pasa el tiempo y notas que ta visión no es nítida. Ves borroso por alguno de los ojos,te lagrimean y se te enrojecen y los notas cansados y además tienes dolores de cabeza y te mareas cuando llevas tiempo con ellas ¡¡Es posible que tus ojos necesiten cristales con una nueva graduación. !!

En este post te contamos cómo descubrir si tus gafas están mal graduadas y qué consecuencias puede tener para tu visión no tratar correctamente tus alteraciones visuales con la graduación correcta.

Si tienes alguna alteración visual como miopía, hipermetropía o astigmatismo, es posible que lleves un tiempo usando gafas o lentillas para corregirla, pero eso no significa que no pueda haber variaciones con el tiempo. La visión, incluso con gafas graduadas, puede empeorar y el número de dioptrías ir a más, dándose la situación en la que tus ojos necesitan más graduación de la que la que tus lentes les proporcionan.

Si detectas alguno de los síntomas de los que te hemos hablado en el párrafo anterior y crees que podrías estar usando unas gafas mal graduadas, lo primero que debes hacer es acudir a tu óptica de confianza y realizarte una revisión. Solo a través de un exhaustivo examen visual con un especialista podrás confirmar si tu alteración visual ha evolucionado y tus dioptrías han aumentado, y, por tanto, necesitas adaptarlas de nuevo.

¿Pueden dañar sus ojos unas gafas mal graduadas?

Si y no…Las gafas con una graduación incorrecta no tienen efectos a largo plazo sobre la salud de los ojos. No obstante, debemos distinguir entre los ojos de un adulto y los de un niño, ya que los de este último no están plenamente desarrollados. Si las gafas están mal graduadas, ello sí puede afectar a la vista de niños y adolescentes.

Como ves, la mejor forma de disfrutar de una calidad de visión, además de prevenir posibles enfermedades, es revisarse la visión cada 6 meses con tu óptico-optometrista. Si todavía no has podido hacerlo, puedes pedir cita previa llamando al 982 22 84 57 .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *